La pequeña Lola, en pre-adopción

S.O.S. Peludos