Pancho

Pancho

Pancho estaba destinado a ir a una perrera de Tenerife, porque su dueña, a pesar de sólo pesar 6 kilos decía que no podía con él. La ansiedad que le produjo el hecho de tenerlo en una azotea de 4 metros cuadrados y no tener la opción de socializarse, hacía que sus ganas de cariño se tradujesen en saltos de alegría, que suponían una molestia. Fue salvado por una compañera y hoy es un perro feliz, juguetón, que se lleva bien con otros perros y gatos, pero con un problema de dependencia, que puede ser corregido con paciencia. SOS PELUDOS quiso ayudar a PANCHO, y para ello se hizo cargo de su vacunación, desparasitación, test de filaria (que dió negativo) y castración.

Paciencia que una familia tiene, pues por fin ha sido felizmente adoptado y llena un espacio muy grande al que hacen y hace feliz.

El forma parte de nuestro calendario solidario 2013 y alegra el mes de marzo!!!

Queremos agradecer a todas y cada una de las personas que han hecho posible este gran final.

S.O.S. Peludos