Polo

Polo

Hay peludos, de los cuales poco sabemos.

Su pasado, sus historias, a veces poco importan cuando se rescatan. Hay que luchar con sus miedos, descargar mochilas y empezar de cero.

Este es el caso de Polo, que fue rescatado junto a Marco y llevados a la perrera de Buenavista del Norte.

Fueron de los primeros casos y pronto consiguieron el cariño de los voluntarios.

Marco fue felizmente adoptado en Austria, pero Polo continuaría unos meses más, tras la marcha del primero, en la perrera, hasta que una pareja, Rosa y Jaime quisieron darle una oportunidad.

Se fue con ellos en acogida para poder ser tratado de la filaria que padece.

Pronto se adaptó a su nueva vida, a cariños, sociabilización, atenciones, paseos, a estar fuera de unas rejas durante 24 horas al día.

Laya, la perra de la casa, fue una gran anfitriona y ambos han hecho buenas migas y un buen tándem.

Polo es activo, obediente y busca una familia defintiva. Esa familia que lo está buscando pero todavía no se ha dado cuenta.

Tras varios meses en acogida, curarse de la filaria, saber que se han adaptado todos, polo, laya y sus papis, definitivamente se queda en el mejor de los hogares y con la mejor familia: la que le dio la oportunidad de abandonar un jaulón e irse en acogida.

Gracias familia. Juntos CAMBIAMOS VIDAS!!

 

S.O.S. Peludos