Poly

poly

Poly es una peluda atigrada de tamaño medio, cuyas medidas son 50 de largo por 46 de alto, de cuerpo atlético, fibrosa, con una gran mochila cargada a sus espaldas, de miedos, maltrato e inestabilidad.

Llegó a la perrera de Bueanvista hace unos dos años junto a Moly. Su compañera en todo momento. Fueron rescatadas juntas y llevadas allí, donde estuvieron casi un año.

Moly tuvo suerte antes que ella y fue acogida para luego ser adoptada por la misma familia que quiso darle una oportunidad.

Pero Poly continuaba allí. Se hizo un llamamiento a través de la página de voluntariado que lleva la perrera, los compañeros de Alerta Daute pedían una casa de acogida para que se le pudiera tratar su filaria, enfermedad de la que está totalmente curada.

Aparecieron Rosa y Tony y sus dos peludos, Curro y Aroa. Ellos fueron el primer paso a la sociabilización de Poly. Hicieron un trabajo increíble como casa de acogida y nosotros como asociación tratamos de darle apoyo en todo lo que pudimos.

Fueron 9 meses de acogida, de intentar olvidar traumas, miedos, de que Poly mostrara lo que parecía ser: la perra perfecta.

El mes de agosto gracias a Helen pudimos contactar con Luis que hizo de papi de acogida durante este período, puesto que Rosa no podía tenerla. Sin embargo el contacto siempre siguió existiendo, porque es imposible no quererla.

Hace unos días recibíamos una llamada de una de nuestras casas de acogida que querían adoptar a una perrita. Enseguida les hablamos de Poly y como muchos, pensaron que era grande de tamaño.

Les invitamos a que la conocieran y así fue. Ya no hubo vuelta atrás. Poly supo hacerles ver que era perfecta, cariñosa y obediente. Insegura y agradecida, pero con ganas de encontrar y formar parte de una familia.

Hoy llegó su día, y nuestra protagonista del mes de julio de nuestro calendario solidario, se ha ido en pre-adopción.

Sabemos que va a un buen hogar y allí estaremos siempre nosotros al igual que sus casas de acogida, porque esta dulce peluda ha dejado huella, la misma que esperamos dejes en este tiempo, para que ya no puedan vivir sin ti.

Polycarpia, como te llama cariñosamente «mami» Rosa, sé feliz. No temas. Ya no hay nada que temer. Haznos ver que estás bien. Porque tu felicidad es sin duda la de todos nosotros.

ACTUALIZACIÓN 30 de Septiembre 2013:

Poly se ha adaptado ya a lo que conforma su familia. Ya tiene amigos peludos, su ansiedad está desapareciendo, sus problemas digestivos, debido a los cambios iniciales, se han esfumado….somos tan felices por ello, que su adopción se ha llevado a cabo, porque todo ha ido como deseábamos y esperábamos.

Poly siempre serás nuestra, porque te has ganado tu hueco en nuestros corazones, pero nos llena de satisfación que tus papis sean quienes son, no podían ser mejores.

Nuestra chica de julio ha cumplido su objetivo: ser adoptada y ser feliz!!!

 

S.O.S. Peludos