Rubia, esto no es un adiós. ¡Es un hasta luego!

S.O.S. Peludos